Cerrar Sesión 
1. HACIENDO HISTORIA
Visitas 1045
HISTORIA DEL GRUPO

1.- HACIENDO HISTORIA: NUESTROS ORÍGENES

En el siglo XIX, en plena revolución industrial, los jóvenes se enfrentaban a una realidad bastante dura: la explotación laboral, trabajo infantil, la ausencia de educación formal, humana y cristiana, etc. En este contexto surgen diversas iniciativas dirigidas a la promoción de la juventud, entre ellas están las de Don Bosco y Madre Mazzarello que en dos lugares distintos de Italia, un ambiente industrial y el otro rural, quieren dar respuesta a estas situaciones.

  • Valdocco

De niño, Juan Bosco tiene un sueño: el de los 9 años. Desde ese momento orientó toda su vida a la realización de ese sueño. Intentando hacerlo realidad, Don Bosco se convirtió en educador con un sistema propio y eficaz.

Muchos jóvenes se vieron beneficiados de sus esfuerzos y trabajos. El mismo Don Bosco escribió la biografía de varios chicos que consiguieron metas muy altas en el Oratorio: Domingo Savio, Miguel Magone, Francisco Besucco, entre otros.

Estos chicos no fueron un sujeto pasivo de la educación, sino que también ellos se sintieron llamados a "soñar", a ser educadores de otros jóvenes a ejemplo de Don Bosco.

En esta línea, Domingo Savio fundó la "Compañía de la Inmaculada", que consistía en un grupo de amigos comprometidos en vivir su amistad, forjando su personalidad desde las dimensiones humana y cristiana.

  • Mornese

De igual modo, en Mornese, corren tiempos difíciles para la juventud pues la crisis económica, las sectas y el paro hacía que la situación fuese insostenible. En medio de todo esto, las jóvenes de Mornese se agrupan en una asociación que lleva el nombre de Hijas de la Inmaculada.

Al principio eran sólo cinco jóvenes. Don Pestarino, sacerdote de Mornese, las animó a trabajar por el bien de las muchachas del pueblo.

Cada día se añadían más jóvenes al grupo: tenían sus reuniones de formación, vivían su vida de fe celebrando y participando en los sacramentos y todas se comprometían a hacer algo por los demás: ayudar a las familias, educar a las muchachas, visitar enfermos...

Tanto Don Bosco como Madre Mazzarello tuvieron como único objetivo evangelizar a los jóvenes, acompañarlos, educarlos. Esta opción por la evangelización nunca estuvo separada de una auténtica labor de promoción humana: "Buenos cristianos y honrados ciudadanos". Pero no era una tarea que ellos quisieran hacer solos, ni meramente acompañados por otros educadores adultos. Ellos contaron con jóvenes que se sintieron implicados y que implicaban a otros jóvenes. Jóvenes evangelizadores de sus propios compañeros.

Desde el año 1872 las salesianas han ido actualizando las opciones de Don Bosco y Madre Mazzarello. A lo largo del S. XX, el asociacionismo se reveló como la mejor forma de intervención en la sociedad y de respuesta a las necesidades de relación personal. Por otra parte, la vivencia cristiana sólo se vive y experimenta en comunidad. Por eso la experiencia de grupo es fundamental en nuestra acción pastoral.

También nosotras, salesianas y animadores juveniles de nuestra Inspectoría, tenemos nuestro sueño. Es el mismo que tuvieron D. Bosco y M. Mazzarello prolongado en el tiempo. Hacemos memoria de él y lo vivimos como profecía que se anuncia a los jóvenes de nuestros grupos.

  • Nuestros grupos

Los grupos Nuevas Rutas recogen el testigo de los grupos "Misionero" y "Montañero" que hasta 1996 estuvieron funcionando en nuestras casas, procedentes de la experiencia de años anteriores cuando formábamos parte de la Provincia "Santa Teresa". Tres años después de la fundación de nuestra Inspectoría, nos planteamos dar un rostro nuevo a nuestra experiencia asociativa. Como camino educativo optamos, como todas las inspectorías salesianas de España, por el Itinerario de Educación en la Fe (IEF).

Con el inicio del nuevo grupo, planteamos realizar el proyecto formativo. Éste se fue construyendo poco a poco, desde la praxis diaria. Día a día muchas hermanas, animadoras y animadores han ido aportando lo mejor de sí para favorecer todos estos elementos característicos que configuran nuestros grupos.

En sus primeros diez años de historia, los grupos Nuevas Rutas se fueron afianzando en nuestras casas, siendo parte esencial de la pastoral juvenil de la Inspectoría y de cada presencia. Cada vez es mayor el número de personas (salesianas, animadores, familias y jóvenes), que participan de nuestra propuesta, abierta a la realidad.

El protagonismo de los jóvenes, palpable desde los orígenes, el auge del voluntariado en los años 90 y una mayor conciencia de la participación política han ido haciendo que nuestros grupos hayan sido reconocidos legalmente, inscritos como asociaciones juveniles o como parte activa del centro juvenil, que elaboran sus propios proyectos y colaboran con otras instituciones.

  • En este momento los grupos Nuevas Rutas están presentes en:
  • Aravaca (formando parte de CEJAR
  • Béjar (Asociación NURUBER
  • Caldas de Reis (Asociación NORCA
  • Lugo (Asociación ARCODAVELLA
  • El Plantío (Asociación PLANUR
  • Plaza de Castilla (formando parte del C.J. PLAZA
  • Salamanca (Asociación NUEVAS RUTAS
  • Vigo (formando parte de CEXMA)

Algunas de nuestras Asociaciones forman parte de la Federación Valdocco y de la Confederación Don Bosco; participando así en comunión con centros juveniles de otras inspectorías españolas.

En el año 2004 nace la Asociación VALPONASCA, formada por hermanas, animadores y otros educadores de nuestra Inspectoría. Quiere impulsar, dinamizar y unificar la realidad pastoral de nuestra Inspectoría, así como la creación de nuevos proyectos juveniles. La relación con los grupos Nuevas Rutas nace desde sus orígenes; desde el asesoramiento en la gestión, la formación de sus animadores y la ayuda para generar nuevos proyectos con los jóvenes más pobres.

Ficheros Adjuntos

Dosatic S.L. © 2017
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad